Sobre las memorias de Christopher Hitchens. Un encuentro con el crítico y famoso provocador

A propósito de la publicación en Argentina del libro Hitch-22, Revista Ñ traduce y publica el resultado de un encuentro en Londres, un diálogo entre la periodista Decca Aitkenhead y el crítico y brillante polemista Christopher Hitchens, un hombre algo barrigón, brusco, de mediana edad, que sale a recibir a su visita con pasta de dientes seca alrededor de su boca. ¿Es este el famoso retórico de izquierda, el aguerrido y hábil agitador de la palabra que escribe oraciones impecables?, se pregunta la entrevistadora, y vacila en la respuesta: una leyenda así debería tener otro aspecto y no confesar que su rasgo más marcado es “la inseguridad”. “¿En serio? ¿Este tipo?” Los temas de la conversación giraron en torno a sus memorias: Hitch-22, los recuerdos de una vida activa, viajera, de lucha, incendiaria y, luego del 11 de septiembre de 2001, acaso políticamente conservadora. Vale la pena leer el siguiente texto y observar cómo duda y se divierte el autor de Cartas a un joven disidente:

Este, entonces, es el legendario Hitch –alguna vez un titán y héroe de la izquierda, devenido neoconservador después del 11 de septiembre de 2001–, el hombre que criticó a Henry Kissinger, la madre Teresa, George Galloway, Dios y Saddam Hussein. ¿En serio? ¿Este tipo?

Hitchens vino a hablar sobre sus memorias, Hitch-22, un voluminoso trabajo que acaba de publicarse en la Argentina y que cuenta el camino que recorrió desde la época de agitador trostkista en Oxford en los años 60 hasta el glamoroso joven colega de Ian McEwan y Martin Amis en la revista política New Statesman en la década de 1970, el prolífico columnista de Washington en los años 80 y 90, y el niño mimado internacional de la izquierda intelectual. Casi no debe haber salón o zona de guerra en el mundo que se haya visto libre de Hitchens. Su omnipresencia sólo puede compararse con su prodigiosa producción, que llevó a Gore Vidal a bautizarlo su “delfín”.

Luego llegó el 11-S, y también su drástico realineamiento político, que lo convirtió en un inesperado ejemplo para la derecha neoconservadora. Las memorias, como cabe esperar, proporcionan gran cantidad de detalles sobre por qué pensó que teníamos que invadir Irak y por qué estaba en lo cierto. Lo que la izquierda no entiende, sostiene Hitchens, es que el “islamofascismo” está empeñado en destruir nuestra civilización y que a menos que nos guste que nos bombardeen y nos manden de vuelta a la época anterior a la Ilustración, haríamos bien en estar tras las barricadas luchando a su lado. Todo el que esté en desacuerdo es estúpido, cobarde, ingenuo o demasiado cómodo para haberse molestado en actualizar su pensamiento político “desde Woodstock”.

Hitchens quiere que quede claro que no escribió una autobiografía, pero la aclaración es innecesaria dadas las sorprendentes omisiones del libro. No le interesa demasiado el autoanálisis emocional y casi no menciona a sus tres hijos, uno de los cuales se encontraba aún en el vientre de su esposa cuando Hitchens la dejó por la segunda, ninguna de las cuales recibe demasiada atención. Tampoco hay nada sobre los años en que estuvo distanciado de su hermano menor, Peter, el columnista de derecha británico. “No tengo el copyright de otras personas”, explica de forma más bien insatisfactoria.

Sin embargo, las memorias le resultaron más difíciles que cualquier otra cosa que haya escrito. “Descubrí que aquí no había argumentos, que no estaba tratando de convencer de algo.” Para el gran polemista, fue todo un problema. Su solución fue escribir “no una confesión” sino lo que llama “el contexto de la batalla de las ideas”

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Entrevista, Reportaje, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s