Orwell en la BBC

En La Jornada semanal Ricardo Bada publica un ensayo sobre la faceta menos comentada del escritor George Orwell: la de radiofonista de la BBC:

Este 18 de julio se cumplen setenta y cinco años del comienzo de la última guerra que podemos llamar romántica sin faltarle al respeto a la Humanidad: la Guerra civil española. En el mundo cada vez menos ancho y más CNN, las revistas y los suplementos culturales de los diarios (LJS no es una excepción) nos arrasan con un tsunami de recuerdos. Yo, como Bartleby, preferiría no participar en esa bacanal de la nostalgia. Quisiera aproximarme a ese conflicto fratricida –que terminó setenta y un días antes de nacer yo– recreando un aspecto harto desconocido de uno de los combatientes en el bando leal; hablando de George Orwell, quien escribió sobre esa guerra: “En España vi por primera vez noticias de prensa que no tenían ninguna relación con los hechos. Vi que la historia se estaba escribiendo no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que tenía que haber ocurrido.” Quizás esa fue la semilla de la que llegaría a ser su novela más famosa. Y lo que vino después contribuiría a que la semilla germinase, y es de ello de lo que quiero hablar.

Entre el 20 de diciembre de 1941 y el 13 de marzo de 1943, Orwell se desempeñó en calidad de comentarista político para la BBC de Londres. Desde muy poco después de Pearl Harbor y hasta muy poco después de Stalingrado, Orwell dirigió en ella un programa titulado Con los ojos del este, dedicado a informar desde las orillas del Támesis, vía onda corta, a los oyentes indios. Es un episodio de su vida sobre el cual los biógrafos no suelen extenderse, y sin embargo debieran hacerlo, pues esa estadía en la BBC fue bastante decisiva en la composición de una novela que él tituló Nineteen Eighty-Four y a la que solemos referirnos escribiendo sólo 1984.

Orwell no parecería la persona más indicada para combatir la propaganda del Eje en la India. Aunque nacido en Bengala se educó en Eton. Aunque fue durante cinco años miembro de la Indian Imperial Police en Birmania, abandonó el servicio activo como protesta contra el imperialismo británico. Añádase a ello su etapa bohemia, de puro clochard, en Londres y en París. Y luego su participación en la Guerra civil española al lado de las milicias del POUM, es decir, de los trotskistas. Nada parecía recomendarlo expresamente para una tarea tan delicada.

Pero los ingleses son así, excéntricos. Y a la hora de elegir al comentarista que debía llevar el punto de vista británico a sus oyentes indios, la BBC no tuvo el menor empacho en contratar a Orwell

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Ensayo, Suplementos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s