Un poema de Adolfo Castañón

Hopper

El suplemento Confabulario publica este poema del escritor Adolfo Castañón:

¿Ese vicio impune?

No le creas al que te dice
que la lectura no tiene castigo.
Leer puede costar la vida.
Pregúntaselo al aprendiz
caído en la fosa común.
Al lector de periódicos
que dejó de envolver
la carne para la perra
en una hoja de diario
y se puso rumiar.

Leer es más peligroso
de lo que el otro se imagina.
“El que añade conocimiento,
aumenta el dolor”.
Para la herida producida
por leer,
no hay paliativos.
Sobre todo,
trata de no re-leer,
y de no pensar.
Hasta esta gimnasia
puede ser un riesgo.
¿Qué hacer?
Quizá,
seguir tomándote fotos
hasta que te acabe la luz.

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Poesía, Suplementos. Bookmark the permalink.

2 Responses to Un poema de Adolfo Castañón

  1. Lore Méndez says:

    hay poemas, hay poesía, hay denuncias, hay declaraciones , hay testimonios, hay voz, hay voces
    y acá hay verdad y un presente…un dolor hermoso. ¡Gracias!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s