Vargas Llosa, ¿un intelectual melancólico?

La civilización del espectáculo (Alfaguara, 2012), el último libro de Mario Vargas Llosa, comenzó a circular cuando, meses atrás, había ya una réplica certera a sus tesis pesimistas y alarmantes: El intelectual melancólico. Un panfleto (Anagrama) de Jordi Gracia. Luego de leer ambos libros, el periodista Manuel Hidalgo nos invita a realizar un ejercicio de contraste intelectual: leer primero el ensayo de Vargas Llosa y después el de Gracia. La cultura tiene problemas, quizá siempre los ha tenido, pero hay más motivos, sugiere el columnista, para un optimismo como el que propone el catedrático Jordi Gracia y no la desolación que percibe el escritor peruano.

Escribe Manuel Hidalgo:

El recién publicado libro de Mario Vargas Llosa, La civilización del espectáculo (Alfaguara), tiene una réplica casi frontal, pero esta réplica, curiosamente, es un libro publicado meses atrás, El intelectual melancólico (Anagrama), de Jordi Gracia.

Vargas Llosa no pierde tiempo (ni espacio) en formular su tesis. En el primer párrafo de su libro, afirma -y ésta es mi cita principal de hoy respecto a una obra repleta de ideas considerables, estimulantes y subrayables- que la cultura, en el sentido que tradicionalmente se ha dado a este vocablo, está a punto de desaparecer.

El veredicto es alarmante y categórico, y, sea cual sea su argumentación -plausiblemente razonada en varios aspectos-, rezuma un pesimismo desolador, el pesimismo que Gracia combatía -¿con optimismo exagerado?- en su ensayo precedente. ¿Es Vargas Llosa un “intelectual melancólico”?

Recomiendo vivísimamente la lectura de los dos libros, quizás en el orden inverso en el que han sido publicados: primero, el de Vargas Llosa; después, el de Gracia. El lector que me haga caso obtendrá un extraordinario y ameno material para su reflexión.

En el capítulo introductorio y programático o sumarial de su ensayo, Vargas Llosa repasa -con gran utilidad para la mejor información del lector- los ensayos que, con anterioridad al suyo y desde distintas perspectivas ideológicas, ya se dedicaron a certificar la muerte o la agonía de la cultura por autores como T.S. Eliot, George Steiner, Guy Debord, Gilles Lipovetsky y Jean Serroy o Frédéric Martel. Es un “digest” obviamente incompleto, pero que sitúa muy bien las coordenadas del asunto a tratar, luego desarrolladas con miniensayos completados con artículos ya publicados que operan como ejemplos o síntomas -a pie de obra- en favor de los razonamientos desplegados.

La cultura, entendida inevitablemente como la alta -y honda, y transcendental- cultura, la cultura que representan las manifestaciones de la literatura y de las otras artes en su máximo nivel de calidad y de exigencia formal y de fondo, estaría en fase de demolición y extinción, sustituida por la banalidad, la trivialidad, el todo vale, la ausencia de jerarquía, la impostura, la comercialización y, sobre todo, los estragos de su propia democratización -la accesibilidad a todos-, que ha tenido como consecuencia su rebaja y su identificación con una mercancía del entretenimiento y del ocio que reduce hasta la náusea su excelencia originaria y mantenida en el tiempo, hasta situarla -lejos de las minorías que la conservaban y patrimonializaban- en una fruslería para consumidores de productos de distracción, de aspirantes a cierto estatuto epidérmico de personas cultas.

El tema es inabarcable en estas pocas líneas, y el mérito de Vargas Llosa -como de su previo oponente Jordi Gracia- consiste en ofrecernos argumentos variados para que decidamos -si podemos- en qué situación estamos. Insisto: recomiendo efusivamente leer los dos libros

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Blogs, Debates, Ensayo, Libros, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

2 Responses to Vargas Llosa, ¿un intelectual melancólico?

  1. Sindo says:

    Yo, si me deja, le recomendaría aún un tercero: “Adios a la Universidad” de Jordi Llovet, que abunda y profundiza en las razones del desastre desde una perspectiva académica. Con el mismo criterio “dialéctico” lo reseñaba Savater el año pasado en El País.

    • Irad Nieto says:

      Sindo:

      Muchas gracias por la recomendación. No tengo ese libro, pero ya he leído a Jordi Llovet y me gusta su manera de reflexionar y escribir.

      Saludos!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s