Tinteras: celebridades de la calle

César Jiménez Flechas escribe una buena crónica sobre las sensuales tinteras de Bogotá: chicas que de noche venden tinto (pequeño vaso de café caliente) en las esquinas de la ciudad. Así las retrata el cronista:

Su disfraz de bailarinas nocturnas huele a sexo y tinto. Se balancean por los andenes como meseras de cabaret. Los taxistas, camioneros y buseteros se desvían para verlas, muy pocas veces para tomar tinto. En la noche son celebridades de la calle. Salen cargadas de perfume de catálogo, calientan agua y venden tinto en termos de colores.

De día son mujeres normales, con necesidades y afanes cotidianos. En la noche son dueñas de su tiempo y su cuerpo. Se entregan al frío y las luces de los carros. Bailan agarradas de una señal de tránsito y se desvisten con cada tinto, son el show y el centro de miradas con ganas o reproche. Con la regla de mirar y no tocar logran vender más de 12 tintos por cambio de semáforo.

Las acusan de ser prostitutas, de vender droga y licor a conductores. A veces hasta de ladronas. Nada se les ha comprobado. De lo único que son culpables es de poner sus cuerpos al servicio del tinto y de ocupar el espacio público que de nueve de la noche a cinco de la mañana nadie usa. Su gran idea nació de años de desempleo. La noche que a otras mujeres convirtió en taxistas, policías, vigilantes, putas o ladronas, a ellas las marcó como tinteras. Fueron expulsadas por otras colegas de 20 esquinas en Bogotá. Su carácter fue más blando que sus nalgas. Un año después la experiencia inyectó litros de silicona a su fortaleza, se quedaron con trasero firme y una importante calle en el norte de Bogotá, la capital de Colombia.

Van más de cinco años de trabajo con un día de descanso entre semana. Unas veces llueve, otras el frío congela el tinto. Pero dejar de trabajar no es un lujo que puedan darse, de la venta de hoy depende el trabajo de mañana. Los termos no se venden solos, deben pararse en la esquina, mover las piernas y seducir los carros. 500 pesos colombianos (70 centavos de dólar) cuesta un tinto pequeño, el azúcar viene incluida. Con una mano saludan, con la otra baten el termo y con la boca invitan a los conductores a parar. Caminan, corren, se agachan y saltan en medio del tráfico como agentes de tránsito con tacones puntilla. Se deslizan por las líneas blancas del pavimento siguiendo una ruta de producción: son coreógrafas del sexo con sabor a café, mientras una sirve la otra cobra. Quedarse quietas les afecta las ganancias. Son reinas de un carnaval sin orquesta,

Son cuatro mujeres. Ocho piernas y dos ollas de tinto las que se alistan desde las cinco de la tarde para trasnochar. Crearon un lenguaje propio. Las señas son la mejor herramienta en distancias cortas y sitios oscuros. Parecen un grupo de mudos contando historias. Silban con la experiencia de un cotero de mercado. En la calle se reparten en 50 metros de vía, se trepan el pantalón por encima de la cintura, se destapan los tobillos y arrechan a los mirones. Son sensuales, miran con ganas y sirven el tinto en vasos desechables como si se tratara de whisky. Saludan, preguntan a sus clientes cómo les fue en el día, cómo se encuentran, qué les afecta. Si otro cliente no interrumpe, pueden estar más de media hora escuchando tristezas, alegrías y esperanzas de conductores que prefieren trabajar a dormir. Ninguna es de Bogotá, se conocieron en la calle y solo en la calle se ven. Los mismos termos, los mismos tintos y las mismas ganancias.

De las cuatro una insiste en ser la diferencia. Es quien pone las ollas, paga el gas y distribuye las ganancias. Sus voluptuosas piernas, unas correas en cuero que trepan hasta las rodillas y un pantalón que parece reventarse con la firmeza de su trasero, la convierten en una extravagante líder. Fue la primera en pararse en esta esquina y tocar el pavimento con dos termos en la mano. Le dicen Patricia

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Crónica, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

2 Responses to Tinteras: celebridades de la calle

  1. Ivan says:

    Hola Soy estudiante de Cine y tv, y en estos momentos me encuentro trabajando mi proyecto de tesis, que es un Documental sobre la noche en la ciudad de Bogotá quisiera contactar señor Cesar Jiménez Flechas para realizar una entrevista creo que el seria de vital importancia en mi proyecto , mue gusto mucho el artículo sobre las tinteras y quisiera saber un poco mas de el tema.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s