‘A la vista’, de Daniel Sada

Guido Carelli Lynch escribe en Revista Ñ una elogiosa crítica de la última novela del escritor Daniel Sada: A la vista. Una pieza narrativa que destaca, como otros libros de Sada, por su “prosa eminentemente sensorial”, y que “tiene el polvo y la aridez del desierto, los olores y los excesos de sus comidas. Tiene esa musicalidad de los modismos y es tan natural que parece oral aunque está construida hasta el mínimo detalle”.

Guido Carelli:

Es difícil encontrar un asesino que genere tanta empatía en los lectores como Ponciano Palma, el protagonista de A la vista , la nueva novela del mexicano Daniel Sada.

Ponciano podría no haber matado a nadie y haber continuado su vida gris, pero en el primer capítulo de esta tragicomedia ágil cumple una fantasía extendida y se carga al déspota de su jefe. Lo hace a instancias de su colega Sixto Araiza y, como dijo el autor en una entrevista con Ñ a propósito de la novela Casi nunca (que le valió el Premio Herralde 2008 y le abrió la puerta de nuevos lectores, sobre todo en la Argentina) “Ni el mal ni el bien existen en abstracto. Todo requiere de una acción”. Pues bien, ese axioma, que revaloriza la acción ante todo, aquí se repite, pero la acción de Ponciano, aunque es un asesinato con saña y a sangre fría, no alcanza para juzgarlo moralmente. Esa acción es la que provoca todo el relato, es la que condena a Ponciano y la que lo redime. Si no se hubiese convertido en un asesino, no habría historia que contar más que la vida gris y monótona que Ponciano tenía antes junto a Irma Belén, su esposa. Sin embargo, esta novela es una tragedia, porque Ponciano es un hombre “bondadoso, sensible, pero derrotado”. Lo es en todo momento, antes y después del homicidio. O tal vez no, porque la sospecha gobierna el relato. Todas las afirmaciones son puestas en duda y todas las explicaciones son posibles, justificadas y hasta comprensibles, incluso el asesinato. Para eso, Sada se sirve del humor, y de su narrador.

Casi nunca le llevó al autor veinticinco años de trabajo y reescritura. Cuando corregía los últimos detalles, ya trabajaba en esta novela, que quizá por eso se le parece tanto, en su geografía y también en su prosa eminentemente sensorial y mexicana. Tiene el polvo y la aridez del desierto, los olores y los excesos de sus comidas. Tiene esa musicalidad de los modismos y es tan natural que parece oral aunque está construida hasta el mínimo detalle. Es barroca y coloquial y cada palabra encaja, porque Sada borra otra vez todas sus marcas de autor.

En los dos libros hay una fuga. Es barroca pero simple, porque intercambia oraciones largas, de diez líneas y llenas de subordinadas con otras brevísimas de apenas una palabra. Hay también afirmaciones, interrogaciones y negaciones; todas en el mismo párrafo. Por eso exige, como en sus libros anteriores, una buena dosis de compromiso al lector. Sin embargo ese primer esfuerzo es sólo para contarle una historia sencilla, una fábula, que como tal indaga sobre temas trascendentes y universales: la muerte, el azar, el hastío y la pereza. Son las cavilaciones que gobiernan la vida del protagonista.

El motor que mueve a Ponciano hace de ésta, una novela contemporánea. El gran drama del dudoso héroe atraviesa la cultura de hoy. Ponciano le teme al tedio. Cabría suponer que a lo que más le teme es al aburrimiento, pero como no posee un deseo que lo impulse a concretar sus acciones provoca al destino como si tirara los dados para ver si así es capaz de torcer su realidad. Y aunque tiene esperanza, intuye su final, que bien podría ser otro

(En la edición de noviembre de Letras Libres Geney Beltrán publica una muy inteligente crítica de esta novela; en cuanto esté disponible el enlace se los comparto.)

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Crítica literaria, Ensayo, Libros, Novela, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s