¿Se vive mejor sin Dios? Depende…

¿Se vive mejor sin Dios? A partir de esta pregunta, en el fondo compleja, Juan Arias desarrolla en El País una reflexión en la que responde que quizás: “¿Se vive mejor sin Dios? “Depende, señores”. Sin el que ofrecen las iglesias que no te permite morirte en paz, ni hacer el amor sin que te espíe como un policía, se vive mejor. Se vive mejor sin el Dios que pretende adueñarse de lo más sagrado del ser humano: su libertad y su conciencia. Por lo menos, sin él, se vive sin menos miedos, que no es poco.

Les comparto algunos párrafos:

Me pregunta un amigo por qué en tiempos de crisis, incluso las económicas como en la actualidad, el ser humano se refugia más en la fe en Dios. Difícil responder a esa pregunta, ya que para mí si Dios sirve para algo debería ser para los tiempos de alegría y felicidad, no para los tiempos del miedo.

Los padres del científico y escritor Leonard Mlodinov se salvaron de las garras del Holocausto. Él mismo salvó su vida el fatídico 11 de septiembre, en los bajos de una de las Torres Gemelas de Nueva York cuando se hundió. En una entrevista reciente le preguntaron en Brasil qué sentía al saber que Dios había salvado milagrosamente su vida y la de sus padres. Respondió: “No fue Dios, sino el acaso”. Y añadió: “¿Qué Dios sería ese que salva a mis padres del nazismo y deja morir a seis millones de otros judíos?”. “¿Qué Dios sería ese que me salva del atentado terrorista de Nueva York y deja morir a otras 3.000 personas?”.

Difícil encontrar a Dios en los escombros de la muerte

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Debates, Diarios, Ensayo. Bookmark the permalink.

3 Responses to ¿Se vive mejor sin Dios? Depende…

  1. Ginebra says:

    Una respuesta adecuada la de Leonard Mlodinov, evidentemente la de alguien a quien importó mucho la muerte de seis millones de judíos, aunque sus padres se salvasen de ese holocausto. Alguien que piensa en los demás, no sólo en sí mismo. Esta especie humana está en peligro de extinción, sin duda.
    Interesante post, Irad, como todos los que escribes.
    Saludos

  2. Irad Nieto says:

    Ginebra:

    Al menos este tipo de artículos, como el publicado por Juan Arias, nos sacuden y nos obligan a reflexionar sobre temas que nunca dejarán de ser complejos y apremiantes, como la pregunta sobre Dios. A pesar de aquellos que cuestionan, en abstracto, al periodismo, esta es la prueba de que podemos encontrar, si buscamos, buenos textos. El cuestionamiento es, de primera impresión, contundente: ¿por qué no salvó a los otros seis millones?

    Saludos!!

  3. rynn says:

    Dios ha sido el amigo imaginario de la humanidad cuando estaba a merced de la furia inexplicable de la naturaleza y del hambre de las bestias, y de la crueldad de unos hombres contra otros que era una parodia de las dos anteriores. Soy poderoso como el León, así que destrozo a mis enemigos ( con la ayuda del Dios León). Soy invencible como el fuego, así que incendio la aldea de mi enemigo ( por la voluntad del Dios del Fuego). Dios fue el freno y el acelerador, la espada y el escudo. Los hubo crueles (como éramos) y generosos (como queríamos ser ) Dioses para salvar y para condenar, en fin, todo para no admitir que estamos solos y que somos los únicos responsables del bienestar del prójimo y del nuestro, y que esta corta vida es la única oprtunidad para hacerlo bien. ¿Acaso soy el guardián de mi hermano…? ¡¡¡PERO CLARO QUE SÍ! ! !

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s