La lectura en tiempos de crisis

La revista Diez4 publica un brevísimo artículo mío sobre la lectura:

“Para mí, el estudio ha sido el supremo remedio contra el hastío de la vida, pues no ha habido pesar que una hora de lectura no haya quitado”, escribió Montesquieu. Jean-Paul Kauffmann, preso durante tres años en Líbano, recuerda: “Metido en el fondo de mi lectura, produciendo dentro de mí otro texto. Extraño goce, equivalía a una liberación provisional. Encadenado y a la luz de una vela, conocí la adhesión absoluta al texto, la fusión total con los signos que lo componían…”.

Testimonios como esos abundan entre los lectores habituales. La lectura como una liberación provisional (que puede prolongarse toda la vida) y como remedio contra el tedio y la mezquindad que nos rodea. Y es antigua la creencia de que la lectura puede contribuir al bienestar y mejoría de las personas. Los programas de promoción de la lectura se sustentan en esta idea. Pero, en realidad, ¿puede ayudar en algo la lectura cuando se viven tiempos de crisis económica, política, social y cultural? ¿Para qué sirven los libros o la lectura cuando estamos sitiados, amenazados y angustiados por una violencia desbordada?

(Seguir leyendo aquí)

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Lectura, Libros, Pies de página, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s