Crimen y política

En un artículo publicado el sábado pasado en La Jornada Ilán Semo escribió, incisivo, y a propósito de lo ocurrido en el Casino Royale, que “la política se ha convertido en una continuación del crimen organizado con otros (y los mismos) medios”. Hay evidencias para sostener que en algunos gobiernos locales la frontera entre la política y el crimen se ha disuelto. Más que un problema de seguridad, se trata de un problema político: Estados que se han convertido en Estados (locales) canallas, en los que impera “la razón del más fuerte”. Escribe Semo:

La inversión de lo político. Todo el caso del drama del Casino Royale, en el que perecieron más de 50 personas, parece resolverse en una frase: la política se ha convertido en una continuación del crimen organizado con otros (y los mismos) medios. Es evidente que en Monterrey, la estructura profunda del gobierno local (presidentes municipales, jueces, inspectores, policía…) no sólo es cómplice de la violencia que flagela a esa urbe, sino también de sus artífices principales. La frontera entre lo político y el crimen parece haberse disuelto por completo. En una reflexión más detenida, podría pensarse que ya no se trata de que el crimen organizado haya secuestrado a la esfera política, sino que es la esfera política la que ha hecho ingresar entre sus opciones al crimen organizado como método de coacción. Esto lleva a repleantearse por completo la pregunta sobre la naturaleza de la violencia que afecta a Monterrey y otra decena de ciudades centrales en el país. ¿Nos encontramos frente a un problema de “seguridad”, es decir, de un orden público desbordado por el crecimiento de las organizaciones criminales? O se trata más bien de un vía crucis político: un Estado transformado en un “Estado canalla”, que es una definición que Jacques Derrida (Voyous, Galilée, París, 2003) propuso para describir esa relación de poderes en la que la “razón del más fuerte” se vuelve la única razón legible de la política. Si esto es así, ¿no acaso habría que buscar el derrame de la violencia, su proliferación y multiplicación no tanto en la microscopía del crimen organizado, sino en la macroscopía de un orden basado ya en la canalla, en el principio que encuentra a la única ley en la “razón del más fuerte”?

Hermenéutica del enemigo. Siempre se puede partir de la premisa de que la militarización del combate al crimen organizado a partir de 2007 se proponía suprimir las condiciones que hicieron posible la emergencia de estos “Estados (locales) canallas”. El dilema es que esa acción se encuentra desde entonces tan fuera de la ley, y tan cerca de la “razón del más fuerte”, como los “enemigos” que se propone combatir. De ese déficit legal habla abundantemente el largo debate que se ha suscitado en torno a la aprobación de la Ley de Seguridad Nacional. Pero en el entretanto, la legitimidad de ese combate sólo podía estar basada en el fantasma de su enemigo. ¿Y cómo procede el Poder Ejecutivo desde 2007 si no apuntalando día a día los motivos de una estrategia que asegura que, al final del día, lo que vence es la sustitución de la política por la lógica de la seguridad? Es esta sustitución (y desplazamiento) de lo político de la esfera nacional lo que debería hacernos pensar si el cometido de la lucha contra el crimen organizado no es más bien de orden esencialmente político. Y la energía depositada en la reducción de la función del Estado a la de un “Estado policía” más que una política de reacción contra el crimen organizado es una acción previsoria para impedir que la forma del Estado sea puesta en entredicho como lo hizo el movimiento social que en 2006 estuvo a punto de ganar unas elecciones

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Diarios, Política. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s