Casanova, el arte de vivir y gozar

Les recomiendo la lectura de los dos ensayos que publicó Laberinto, en su última edición, sobre uno de los libertinos más exquisitos y profesionales en el arte de ovidiano amar, el adicto a Venus Giacomo Casanova (1725-1798). Vale la pena leer las reflexiones de Andrés de Luna y José Antonio Lugo:

Casanova, el legendario

El relato erótico pasa por los filtros de las ficciones. ¿Quién cuenta sus penurias en el lecho?

La vida sexual tiene algo de cruzada en la cual la mayoría o todas las batallas se libran con inteligencia y placer. Contarlas en medio de la charla incidental es una cosa, pocos creerán al narrador; otra, muy distinta, es escribir ese cúmulo de aventuras galantes. Tan sólo el darles forma para establecer el texto ya es sinónimo de acercamiento literario, de búsqueda de una manera de hacer verosímil aquello que pudo vivirse como un hito autobiográfico. Desde ese momento, el hecho mismo se hace “extraño”, se despliega en otros terrenos, cobra su propia autonomía y lo que menos importa, en honor a la verdad, es la realidad de lo que se dice. El mundo es una mentira tantas veces repetida que se convierte en real. Giacomo Casanova (1725-1798) es uno de los artífices de su siglo, uno de los cronistas que convierte el detalle en un pequeño atajo para llegar a las crestas del placer. ¿Qué sería del XVIII sin el clamor fogoso del Caballero de Seingalt? (Continuar aquí)

El arte de gozar es un arte poética

El 2 de abril de 1725, a las 8 de la noche, en Venecia, nació Giacomo Casanova, con el Sol en Aries (energía emprendedora, fascinación por los retos), la Luna en Sagitario (avidez), Ascendente Escorpión, con Urano en el mismo signo en la casa I (magnetismo, intensidad sexual) y Mercurio, Venus y Marte, los tres planetas personales, en la casa V, la casa de los amantes (energía concentrada en el placer y en la autoexpresión), todo bajo un gran trígono Plutón, Neptuno y Saturno (poder personal, capacidad de seducción, los pies en la tierra).

Philippe Sollers, que escribió un libro sobre el divino marqués de Sade, ahora nos presenta Casanova el admirable (Páginas de Espuma, 2010). El seductor veneciano fue, nos dice el ensayista: “el primero en tratar su cuerpo como una experiencia”.

Tiene razón Sollers: Casanova es admirable. Lo es, en primer término, por la infinita lista de mujeres que se dejaron amar por él. Admirable por el hecho en sí, más todavía porque las seducía con la naturalidad de quien sólo necesita ser quién es para que ellas acepten que él las vea, las desnude y las ame. Precedido por su fama, Casanova recorre Europa, observando y conquistando mujeres. Si la mayoría de los viajeros definen a las ciudades por las catedrales, los ríos o los museos que visitan, las ciudades de Casanova son descritas por él a partir de la facilidad o dificultad para convertir los lechos en equivalentes de las catedrales o los museos: “En Viena todo era hermoso, había mucho dinero y mucho lujo, pero la vida de los adictos a Venus no era fácil”.

Casanova también es admirable porque es un memorialista, porque escribe sus aventuras con la mirada del hombre sabio que no califica sino sólo describe. De las españolas, afirma: “Las mujeres son muy hermosas, arden en deseos y siempre están dispuestas a favorecer algún enredo para engañar a todos los seres que las rodean a fin de espiar sus intrigas”. Contemporáneo del ingeniero Choderlos de Laclos, el célebre autor de Las relaciones peligrosas, el seductor veneciano se deja fascinar por la belleza femenina y por los matices con que cada mujer se entrega. (Se entrega: tiempo verbal reflexivo y transitivo a la vez). Casanova es al mismo tiempo falo y ojo, seductor y filósofo, amante y escritor. ¿Quién podría resistírsele? Las mujeres de su tiempo no lo hicieron; nosotros, sus lectores, tampoco. Doble seducción: del sexo y de la pluma. Algunas no quisieron; bueno, también hay malos lectores

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Crítica literaria, Ensayo, Libros, Suplementos. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s