Escuelas y escritores

En la bitácora de la revista La Tempestad René López Villamar se suma al debate que provocó la publicación del libro The Program Era: Postwar Fiction and the Rise of Creative Writing (2009) de Mark McGurl. ¿Qué relación hay entre el desarrollo y la calidad de la literatura norteamericana (de la segunda mitad del siglo XX) con la proliferación y establecimiento de cientos de programas de escritura creativa en ese país? ¿Han servido estos programas? ¿Puede enseñarse la profesión de escritor?

López Villamar escribe:

Desde el año pasado, una larga y apasionada polémica se ha desatado en el mundo de las letras anglosajonas, debido en gran parte a la aparición de The Program Era: Postwar Fiction and the Rise of Creative Writing (Harvard University Press, 2009) del crítico norteamericano Mark McGurl (en imagen). Su autor analiza el desarrollo y la salud de la literatura norteamericana de la segunda mitad del siglo XX y lo enlaza con la aparición y auge de los programas de escritura creativa en las universidades de Estados Unidos para ilustrar las tendencias de la narrativa norteamericana.

Cada vez es menos extraño que los periodistas literarios respondan con pasión ante un libro generado desde la academia (lo mismo sucedió con What Ever Happened to Modernism del inglés Gabriel Josipovici, publicado por Yale University Press), pero en el caso del libro de McGurl, parece haber detonado una necesaria discusión en torno a ciertas cuestiones básicas sobre la escritura literaria. Algunos de sus críticos más fuertes, como Elif Batuman -su reseña lleva por título Get a Real Degree-, han equiparado la enseñanza formal de la escritura con una disminución en la calidad y una uniformidad en el estilo que han empobrecido a la literatura anglosajona; a la vez que adjudican la popularidad de estos estudios a lo baratos que resultan a las universidades: es mucho menos costoso contratar escritores que equipar laboratorios.

Batuman tiene razón. Es posible detectar una cierta uniformidad de estilo y una pérdida de vitalidad en las jóvenes promesas literarias que provienen de la “era de los programas”, como Joshua Ferris, Wells Tower o Nicole Krauss. Lo que no es tan sencillo de dilucidar es si estos rasgos se deben a los programas de estudio o a las propias exigencias del mercado literario anglosajón, que prefiere esta prosa pulida y perfecta pero que no dice casi nada. Acaso ambas cosas no sean sino facetas de un mismo sistema...

En un nuevo artículo, también publicado en la bitácora de La Tempestad, Guillermo Núñez Jáuregui comenta el texto de René López arriba posteado.

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Blogs, Debates, Ensayo, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

One Response to Escuelas y escritores

  1. Zayas says:

    “Apertura de la V Edición del Certamen Novela Corta Zayas 2012”.

    La convocatoria está abierta a todas aquellas obras inéditas en lengua castellana de escritores y escritoras de ámbito nacional. La obra ganadora contará con una dotación económica de 6.000 euros.”

    http://zayas.net/agenda/certamen_literario2012/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s