‘Sólo mujeres’

En Blog de la Redacción de nexos Jordy Meléndez comparte una reflexión en la que expone cierta decepción ante el actual número de dicha revista dedicado a las mujeres. Mujeres muy inteligentes que apenas despliegan su pensamiento en 800 palabras para hablar de cuestiones más bien personales, antes que de temas o problemas públicos. Textos que brillan, algunos, por su irrelevancia o anecdotismo. Entre otras cosas, argumenta Jordy:

800 palabras, dos cuartillas para algunas de las mejores mentes de la intelectualidad, la ciencia, la política y las artes en México con el objetivo de hacerlas responder preguntas que perfectamente podríamos encontrar en la revista Cosmopolitan. Importa y dice mucho la editorial en cuestión, porque quien la redacta es una de las feministas más visibles en México y no la jefa editorial de la revista Tú. Importa y llama muchísimo la atención porque las excelentes plumas agrupadas en esta edición están ahí no tanto para compartir sus investigaciones o reflexiones sobre temas de relevancia nacional (como sucedería en una edición convencional), sino que fueron convocadas sola y exclusivamente por su condición de mujeres públicas, para contar anécdotas de mujeres.

Seamos justos: no todos los textos son sólo anecdóticos, pero hay que decirlo: la mayoría de los “ensayos” terminan siendo una gran enumeración de lugares comunes (“nosotras las mujeres amamos más, nos entregamos más”, textos de Cecilia Suárez, Denise Dresser) ; anécdotas y testimonios (textos de Elena Poniatowska, Graciela Martínez, Ana María Olabuenaga, Mónica Lavín…); juegos de palabras y preguntas al aire (“¿qué es ser Mujer en el México de hoy?, ¿en cuál México?, ¿el México bronco?, ¿liberal?, ¿sensual?, ¿amable?”, textos de Gabriela Warkentin, Sandra Lorenzano).

No faltan los textos, por supuesto, que critican la “libertad sexual femenina” o la falta de ella (Ana Francis Mor, ¿Por qué no hay cuartos oscuros para lesbianas?), ni los que se quejan de los hombres, ya sea en las figuras de los abuelos, padres o esposos (Graciela Martínez, La liberadora libertad de esclavizarse). Son menos los que se atreven a formular una reflexión sobre problemas más específicos de género en México: las trabajadoras del hogar (Maite Azuela), las dificultades reales para desarrollar una carrera científica en este país (Rosaura Ruíz).

Algunos dirán, quizá con razón, que este mosaico de voces y testimonios es rico en sí mismo, porque nos permite conocer a los seres humanos detrás de los nombres famosos, títulos universitarios o perfiles públicos. Sin embargo, no deja de parecerme extraño que si la apuesta es por la equidad y por el reconocimiento de la valía de estas escritoras, ¿por qué no tomar la decisión de incluirlas de cajón en la revista, que es sin duda uno de los espacios públicos más importantes de discusión de ideas?, ¿por qué no establecer más ediciones donde participen hombres y mujeres que aborden desde su trayectoria o conocimiento un problema de género en particular?

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Blogs, Debates, Política, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s