La mirada de los animales políticos

El médico y escritor Arnoldo Kraus despliega, como casi siempre, un claridoso y provocador razonamiento sobre esa extraña y selecta fauna cuyo comportamiento a veces no comprendemos: los políticos. Kraus se pregunta si en los políticos prevalece la miopía o el astigmatismo:

A vuelapluma, la pregunta que formularé, cuyo origen es la insana obsesión que profeso hacia casi todos los políticos y su forma de oficiar, sea en español o en chino, en México o en Libia, en el pasado o en el presente, gira, como Perogrullo lo dicta, en torno a la realidad. La cuestión es la siguiente: En los políticos, ¿predomina la miopía o el astigmatismo? Aunque la ceguera es la enfermedad más frecuente y contagiosa en la casta política, he excluido, de la pregunta, por la más simple de las razones, a la ceguera.

Por ser la ceguera una condición absoluta es imposible que los políticos ejerzan su oficio. Desde tiempos remotos, filosóficos o matemáticos, se sabe que dos absolutos no pueden convivir. Aunque en ocasiones tarde mucho tiempo, ser ciego y político tiene límites temporales. Muchos animales políticos –así gustan algunos que se les llame, así es la inmensa mayoría– son denostados y expulsados cuando la ceguera destruye demasiado.

Pocos políticos se han mantenido en el poder cuando la visión desaparece. La mayoría han regresado a su condición animal, no el sentido de inferioridad que supone el reino animal, sino por la imposible reflexión de los políticos acerca de su propio comportamiento y de los daños emanados por su estulticia y por su insalubridad. La muy vieja hybris y el no tan viejo “gatopardismo” son, entre muchos, dos baluartes de los defectos visuales y mentales de muchos de los animales del zoológico político.

Hybris, o hubris, como también se le denomina, se refiere a personas arrogantes, orgullosas en extremo o altaneras. Las “personas hybris” basan su condición en el uso desmedido del poder; muchos de ellos están fuera de la realidad; sobrestiman su capacidad y competencia. Esa sordera es muy nociva. Hacer todo, sin importar los costos negativos, es consustancial a su condición. El término “gatopardismo” (o “lampedusiano”) proviene de la novela El gatopardo, del escritor italiano Giuseppe Tomasi di Lampedusa. En ella el autor escribe: “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. En ciencias políticas –ignoro quién modificó la frase original– la tesis de Lampedusa fue rescrita: “cambiar todo para que nada cambie”. Esa paradoja es el eje del “gatopardismo” y retrato del político –¿quién más?– que supuestamente cede o modifica partes de las estructuras con tal de conservar el todo sin que nada cambie. Hybris y “gatopardismo” (o hybris + “gatopardismo”): condición sine qua non de muchos, muchísimos animales políticos, viejos y contemporáneos

About Irad Nieto

About me? Irad Nieto es ensayista. Durante varios años mantuvo la columna de ensayo “Colegos” en la revista TextoS, de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Publicó el libro de ensayos El oficio de conversar (2006). Ha colaborado en diversas revistas como Letras Libres, Tierra Adentro, Nexos, Crítica y Luvina, entre otras. Fue columnista del semanario Río Doce, así como de los diarios Noroeste y El Debate, todos de Sinaloa. Su trabajo ha sido incluido en la antología de ensayistas El hacha puesta en la raíz, publicada por el Fondo Editorial Tierra Adentro en 2006 y en la antología de crónicas La letra en la mirada, publicada en la Colección Palabras del Humaya en 2009. Actualmente escribe la columna quincenal “Paréntesis” en El Sol de Sinaloa.
This entry was posted in Diarios, Política. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s