1Q84

Ana Prieto nos ofrece una amena y clara reseña del nuevo libro de Haruki Murakami: 1Q84 (Tusquets, 2011). Comienza Ana:

Podría decirse que ninguna de las novelas de Haruki Murakami tiene personajes tan parecidos a él como 1Q84. Y esta presunción no viene, desde luego, del hecho de conocerlo personalmente, sino de lo que él ha dicho sobre sí mismo en De qué hablo cuando hablo de correr, su libro anterior. En esa suerte de ensayo Murakami hila su afición de corredor con su trabajo como novelista; uno al que llegó de manera inesperada, como el núcleo misterioso e insondable que sus miles de lectores reconocen en la mayoría de sus personajes, y cuyo despertar compone buena parte de sus tramas. Aquel libro describe los esfuerzos físicos dolorosos que le suponen intentar romper sus propias marcas como atleta.

También relata la poca confianza que se tuvo como escritor en sus principios, a pesar de que empezaran a lloverle premios casi de inmediato.

Aomame y Tengo son los personajes de 1Q84, y sus historias se intercalan a un ritmo de siete u ocho páginas a lo largo de las más de setecientas que componen el volumen (las partes uno y dos; la tercera no ha salido aún en castellano). Ella es entrenadora y profesora de defensa personal y Tengo da clases de matemáticas y es novelista aficionado. Aomame lleva su cuerpo hasta umbrales de dolor que muy pocos son capaces de soportar, tiene un rostro que al crisparse se desfigura al punto de asustar a la gente, y también un trabajo secreto que, de contarlo aquí, enojaría a los futuros lectores de la novela. Tengo es un hombre de 29 años que no tiene ninguna particularidad que llamaría la atención de un novelista, menos aún de un lector. En realidad, sí tiene una: cierta imagen invasiva y persistente de su primera infancia, que no es capaz de identificar como real o no. Su vida simple y tranquila de típico personaje de Murakami da un giro cuando le piden que reescriba en el más estricto secreto una novela fabulosa pero torpemente elaborada, que había sido presentada a un concurso literario.

Como en otros libros de Murakami los eventos más importantes de 1Q84 se desarrollan, y perdón por la digresión, como en aquella frase con la que Julio Cortázar abre su cuento “El otro cielo”: “Me ocurría a veces que todo se dejaba andar, se ablandaba y cedía terreno, aceptando sin resistencia que se pudiera ir así de una cosa a otra”. Si 1984, la novela de Orwell escrita después de la II Guerra Mundial especulaba sobre un futuro posible, 1Q84 especula en cambio sobre un pasado probable. La novela transcurre en el Tokio de 1984, o más bien en un Tokio de 1984, porque de pronto los límites conocidos se “ablandan y ceden terreno” obligando a sus personajes a aceptar que “realidad sólo puede haber una”, por más compleja, disparatada, incómoda o peligrosa que sea

Vean el Book trailer:

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Crítica literaria, Libros, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s