Historia de las alcobas

La historiadora francesa Michelle Perrot (París, 1928) acaba de publicar el libro Historia de las alcobas (Siruela, 2011) en el que nos introduce en el pequeño universo de las habitaciones, cuartos, alcobas, para explicar su importancia en la vida de las personas. “…El nacimiento, el reposo, el deseo, el amor, la meditación, la lectura, la escritura, la búsqueda de uno mismo o de Dios, la enfermedad la muerte”. ¿Cómo olvidar, en este tipo de reflexiones, el ensayo Un cuarto propio, de Virginia Woolf? En el reportaje de Lourdes Ventura se lee:

La historiadora Michelle Perrot (París, 1928) nos sitúa en este ensayo ante el microcosmos de la alcoba. La habitación como átomo, se constituye, según sus palabras, en partícula elemental de la vida humana. Desde el parto a la agonía, los dormitorios han sido en la historia de la humanidad el escenario de nuestra existencia. En el itinerario de alcoba en alcoba que propone Perrot resuenan, amplificados hasta formar un relato colectivo, los ecos del Viaje alrededor de mi habitación de Xavier de Maistre. Pero también los paseos interiores de Pascal, de Proust, Kafka, Virginia Woolf, George Sand o Colette, acompañan la lectura apasionante de este libro, ganador del premio Femina en 2009.

Las escenas habitacionales de la profesora Perrot dan vida al documento exhaustivo (pero no agotado) de unos interiores que ponen sobre el tapete a la sociedad entera. De la cámara real de Luis XIV a los dormitorios colectivos obreros; de las celdas monacales a los saloncitos de las preciosas; de las reclusiones amorosas a los cubículos de las prisiones; de los gabinetes de los escritores a los cuartos de las criadas, Perrot evocará los espacios íntimos para contornear sus significaciones sociológicas y políticas.

Codirectora con Georges Duby de la Historia de las mujeres, persigue desde hace tiempo el propósito de estudiar las relaciones complejas entre lo privado y lo público, y sus correspondientes representaciones y espacios, a menudo entretejidos. Perrot ilustra así la propuesta de Foucault de concebir una historia de los espacios que sea asimismo “una historia de los poderes, desde las estrategias de la geopolítica hasta las pequeñas tácticas del hábitat”. El desarrollo del alojamiento a lo largo del tiempo indica hasta que punto la “habitación propia” es una conquista de la civilización moderna. Política, racionalización e higiene han estado presentes en la evolución de la sala común, intergeneracional y multifuncional, único recinto en el hábitat campesino durante siglos. Igualmente, los gobiernos del antiguo régimen ejercían el poder entre amantes, intrigas y consejeros, desde sus cuartos privados.

La autora no procederá de un modo cronológico en su investigación. El viaje se inicia en la cámara versallesca de Luis XIV, un espacio construido en el centro del patio de mármol, “de cara al sol naciente en una centralidad imperiosa”. Para Perrot el hecho de que la capilla real quedase desplazada hacia el norte, habla del absolutismo monárquico y de su sacralización: “el rey sustituía a Dios en el recinto cerrado de su cámara”. Desde este dormitorio cósmico (los pasos que daba el rey para ir de un lugar a otro de la habitación correspondían con la distancia entre el sol y algún planeta), Perrot lanza inteligentes hilos conductores y se desplaza en círculos concéntricos y en líneas diagonales para establecer una red marcada por ciertos puntos de referencia que se van anudando entre sí hasta recorrer gran parte de la historia de las sociedades modernas . “Alcobas conyugales”, “habitaciones de escritores”, “estetas y coleccionistas”, “la habitación infantil”, “el convento y la celda”, “trabajadoras a domicilio”, “cortesanas y mantenidas”, “palacetes y grandes hoteles”, “Jean Genet: vida y muerte en el hotel”, “alojar a los obreros”, “camas de hospital”, “celdas de prisiones”: el recuento de todos los apartados del libro sería largo, Perrot ha dado vueltas y más vueltas alrededor de su temática, mostrando la extrema importancia de estos espacios cerrados en el curso del desarrollo humano

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Ensayo, Historia, Libros, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s