Las mismas deudas

De acuerdo con el reportaje de Matilde Sánchez, en la decada anterior se presentaron avances reales en Latinoamérica en el rubro de la representación política de la mujeres. Sin embargo, a pesar de que las oportunidades para acceder al poder político por las vías democráticas se han venido consolidando en la región, ello no se ha traducido en la implementación de políticas públicas de género que sean efectivas y que atiendan las innumerables demandas del feminismo y del constitucionalismo. Las deudas de la clase política persisten. Escribe Matilde:

Los balances de la primera década de este siglo impusieron cierto optimismo sobre la condición de la mujer en América Latina, sobre todo en cuanto a la representación política. Quince años después de que la Cumbre de Naciones Unidas de Beijing, en 1995, recomendara la adopción universal de la Ley de cuotas –Argentina y México, que ya la tenían en vigor desde hacía pocos años, tuvieron un papel protagónico en ello–, diversos organismos internacionales indican que ésta logró traducirse en bancas efectivas y en seis presidencias. Hoy en día seis países de la región han tenido mandatarias; Argentina y Costa Rica, con casi el 40 por ciento de cargos políticos electivos en manos de mujeres, son superadas por Ecuador, donde el porcentaje alcanza el 45 por ciento. Cierto que el ascenso dista de ser parejo. En Colombia la ley de cuotas sólo se cumple en 7 de las 32 gobernaciones. Chile y Uruguay siguen teniendo porcentajes bajos. En México, donde algunos partidos prefieren pagar la multa a cumplir con la ley, se registró el vergonzoso caso de “Las Juanitas”. En septiembre de 2009, ocho legisladoras federales electas pidieron licencia para siempre en el primer día de sesiones para ceder sus bancas a varones. La maniobra fue condenada por “premeditada, alevosa e ilegal”.

Sin embargo, sigue siendo una contradicción generalizada que el aumento de la representación política no se haya traducido en políticas públicas de género, sobre todo en las cuestiones meridianas del feminismo. La región permanece al tope en embarazo adolescente y violencia doméstica. El femicidio no es una curiosidad social de la frontera mexicana; de hecho, Argentina ve una ola de mujeres quemadas por sus parejas

Les recomiendo leer también, en el Blog de la Redacción de nexos, el texto Por la igualdad de género: un matrimonio bajo protesta.

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Política, Reportaje, Revistas culturales. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s