Reflexiones sobre The King of Limbs

Abel Muñoz Hénonin publica en la bitácora de La Tempestad un excelente texto que revisa, entre otras cosas, la música de The King of Limbs, el nuevo álbum de Radiohead, y sus maneras de distribución comercial. Escribe Abel:

1

Si la música fuera sólo música nadie se habría detenido a comentar el sistema de distribución de The King of Limbs, sobre todo porque Radiohead sentó el precedente con In Rainbows (2007). El asunto fue tan grande que era muy común decir que el grupo había cambiado la industria de la música. Quizá el nuevo énfasis en la descarga se deba a la perplejidad que sigue causando la transformación de la industria musical popular, que se va digitalizando pero no termina de hacerlo. Y quizá nunca lo haga del todo. Quizá los discos se conviertan en un bien de consumo para pocos, como los libros; sólo hay que pensar en el resurgimiento de los viniles.

Pero quizá, el énfasis en que el disco volvió a venderse en línea y en que, al final, salió a la venta un día antes de lo anunciado se deba a cierta banalidad intrínseca a la crítica de rock. O no. Quizá hay demasiados fans con micrófonos y plumas. Se ha hablado de la preventa el dieciocho de febrero en vez del diecinueve (el día del lanzamiento oficial) como si fuera más importante que entregarse a Thom Yorke presentando un misterioso «pase de magia» («sleight of hand»), que abre la vista de un lago (en “Codex”).

Y quizá se esté olvidando la dimensión política que supone el hecho de que Radiohead no haya regalado el material esta vez. La puesta en línea —por decirle de algún modo— de In Rainbows fue radical precisamente por abrir la posibilidad de que la gente bajara el disco sin pagar ni un penique —a fin de cuentas, las bandas siempre han (¿habían?) vivido de sus presentaciones. De otro modo hubiera sido un disco más en iTunes.

La estrategia dio resultado: el pago promedio por descarga fue de £2.93, y eso cuando una gran cantidad de consumidores optó por no soltar un quinto. Claro que asumían que mucha de la gente que bajara el disco lo compraría después: ese supuesto no es válido ahora, con las ventas de discos en declive. Por eso el disco se descarga por £6 o 9 (9 o 14 dólares; €7 u 11) dependiendo de la calidad del archivo. El resultado natural es que la gente lo está consiguiendo gratis en los servicios que lo permiten.

Desde que venció el contrato de Radiohead con EMI, la banda decidió tomar el control en la venta de sus producciones. Eso sí que fue innovador: establecer un vínculo directo (de compraventa) entre los músicos y su público. Pero el éxito se debió a que eran Radiohead, una banda encumbrada por el sistema musical del que se zafaba. Nadie puede estar en contra de ello, pero no se puede pasar por alto que eso los vuelve también empresarios. Ahora tienen que hacer las innobles labores de las que antes se ocupaban los consorcios.

Al final, ¿Radiohead transformó la industria de la música? No. Encontró un nuevo sistema de comercialización. Quien la transformó fue Apple, que cada vez se parece más a un monopolio.

2

La música es sólo música. Y eso es The King of Limbs. Las primeras escuchas del álbum provocan lo mismo que ha pasado con los discos posteriores a Kid A (2000): una mezcla de extrañeza y familiaridad. (Kid A fue distinto, era inasible.) El trabajo de Radiohead, tiene un carácter clásico, intemporal, y está revestido con arreglos complicados, con experimentos sonoros de diversos tipos, con rítmicas sincopadas. En su médula siempre hay una canción que podría cantarse sólo con una guitarra o un piano; en su exterior, en su envoltura, está el trabajo vanguardista. The King of Limbs funciona así, excepto con “Feral”

En Página/12 se encuentra el comentario de Luis Paz sobre este disquito. Recomiendo también ‘The King of the limbs’, Radiohead en su propio laberinto de Íñigo López Palacios.

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Blogs, Crítica musical, Ensayo, Música. Bookmark the permalink.

7 Responses to Reflexiones sobre The King of Limbs

  1. Marco says:

    En un par de piezas de este álbum existe una notable influencia de Sigur rós.

    ¡Saludos!

  2. Irad says:

    Marco:

    Te confieso que no lo había pensado. Ayer por la tarde estuve escuchando y disfrutando el disco. Pondré atención en lo que me dices. Además del nuevo disco de Neil Young (Le Noise), aprecio también el álbum “Kiss Each Other Clean” de Iron & Wine (te lo recomiendo).

    Saludos!!

  3. Irad says:

    P.D. Necesitamos platicar; coffee de por medio.

  4. Irad says:

    disconcierto:

    Gracias por el enlace. Me gustó mucho tu sitio y tus críticas. Coincido en que uno de los mejores discos, excelentes, de 2010 fue “High violet” de The National.

    Saludos!

  5. Marco says:

    Escucha lo nuevo de Mogwai, Irad, seguro te gustará. El disco lleva por nombre: “Hardcore will never die, but you will”.

  6. Irad says:

    Ok, Marco, gracias por la recomendación. Me parece haber leído una entrevista con la banda en la revista Marvin.

    Saludos!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s