El canon ensayístico de Harold Bloom

Patricio Pron critica, con razones y argumentos, el nuevo libro de Harold Bloom: Ensayistas y profetas. El canon del ensayo. Aun cuando para Pron los ensayistas elegidos por Bloom son muy importantes para la historia del género, relativiza su importancia más allá de la tradición anglosajona; cuestiona además la desigual extensión de los textos, así como la dispersión en los mismos. Escribe Pron:

Al igual que en Cuentos y cuentistas, el carácter esencialista de la crítica literaria practicada por Harold Bloom hace que sus elecciones en este Ensayistas y profetas también parezcan inmotivadas. No se trata de que los ensayistas escogidos por el autor carezcan de relevancia, sino de que esos autores pertenecen casi exclusivamente a la tradición ensayística angloparlante y su importancia es relativa fuera de su tradición de origen. Aquí Bloom comienza con La Biblia (que, naturalmente, no es un ensayo pero participa de la tradición de textos “sapienciales” que interesa al crítico) y acaba con Gershom Scholem y sus estudios de La Cábala; son un comienzo y un final atípicos, como también es atípica la elección de algunos ensayistas como James Boswell, William Hazlitt y W.E.B. Du Bois, la desigual extensión de los textos (quince páginas para Samuel Johnson, seis para Jean-Jacques Rousseau, seis para Søren Kierkegaard, treinta y seis para Walter Pater, once para Friedrich Nietzsche, tres para Aldous Huxley, treinta para Gershom Scholem y tres para Jean-Paul Sartre), que no parece reflejar la importancia real de los autores tratados para una historia del ensayo sino simplemente la preferencia o el capricho del crítico, su uso excesivo de la cita extensa y cierta dispersión de los textos: en el de Albert Camus se habla casi tan sólo de sus novelas, por ejemplo, a la obra de Sigmund Freud la lee “desde” el libro de Charles Rycroft The Innocence of Dreams como si él no tuviera una opinión propia sobre el padre del psicoanálisis y de Du Bois sólo le interesa su lucha por los derechos de los afroamericanos.

Al referirse a Samuel Johnson, Bloom sostiene que éste “nos enseña que la autoridad de la crítica como género literario depende de la sabiduría del crítico como ser humano y no de la corrección, o incorrección, de alguna teoría o praxis” (86); el problema de una afirmación semejante es que esa sabiduría no es mensurable excepto a consecuencia de su aplicación en una situación específica, de la que Bloom huye como de la peste, de allí que el suyo sea un juicio apodíctico y taxativo, en el sentido de que no ofrece ninguna base común para el desarrollo de un debate. Una enseñanza religiosa por fortuna ya lejana sostenía que sólo Dios podía juzgar la sabiduría que anidaba en el corazón de los hombres, pero no decía nada respecto de que Dios fuera un profesor estadounidense de literatura; que algunas personas crean esto es uno de esos misterios que uno no sabe si achacarle a la religión o a la literatura. También la popularidad de Harold Bloom entre ciertos lectores, ya que su obra debe ser entendida casi exclusivamente como una reacción a las corrientes dominantes en el ámbito académico en las últimas décadas, en particular a los estudios culturales (a los que Bloom se refiere desdeñosamente como “estudios lésbico esquimales”) y a lo que llama su “resentimiento” al relativizar la importancia de las obras canónicas y proponer su reemplazo por los textos producidos en los márgenes del sistema. Bloom es un extraordinario lector y algunas páginas de Ensayistas y profetas lo ratifican, pero sería absurdo y peligroso aceptar sus palabras de forma acrítica…

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Blogs, Crítica literaria, Ensayo. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s