Presupuesto y calidad de la educación

En una nueva entrega para la revista Letras Libres Gabriel Zaid cuestiona, con claridad y gracia, ese mito oficial que escuchamos todos los días en boca de burócratas y sindicatos: a mayor presupuesto, mayor calidad en la educación. La calidad educativa dejó de ser la meta, lo importante ahora es el gasto como indicador de un país que invierte en el “futuro” de sus jóvenes. Van cuatro parrafitos:

La meta de gastar el 8% del pib en educación es absurda, no sólo porque aumentar el gasto ha sido contraproducente, sino porque eso ha puesto en evidencia que la meta debe ser la educación, no el gasto. Lo deseable es elevar la calidad de los egresados, el número de personas maduras y competentes, capaces de seguir aprendiendo por su cuenta, para entender, desarrollarse y servir a la sociedad. Pero la calidad es precisamente lo que no se mide.

En las evaluaciones que empiezan a practicarse, ha resultado, por ejemplo, que hay algunas escuelas públicas de pocos recursos con mejores resultados educativos que algunas escuelas privadas muy costosas. Lo cual confirma que el gasto es un pésimo indicador, como sucede en tantas otras cosas donde lo más costoso no es siempre lo mejor. La calidad cuesta, pero el costo no es la forma de medir la calidad.

Los interesados en aumentar el gasto miden su éxito por el dinero que reciben, no por la calidad que entregan. Es una distorsión muy costosa. Si, desde 1963, se hubiera impuesto en el sistema educativo la evaluación independiente, con exámenes semejantes a los que ahora empiezan a introducirse (con grandes aspavientos y vergonzosas ocultaciones), la educación en México no habría descendido hasta el punto en que sus resultados deben esconderse.

El rechazo a la evaluación, con desplantes de soberanía ofendida, deja a las universidades en una posición semejante a la del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Lo cual hace pensar que saben que sus servicios no valen lo que cuestan.

About Irad Nieto

About me?
This entry was posted in Ensayo, Revistas culturales and tagged . Bookmark the permalink.

2 Responses to Presupuesto y calidad de la educación

  1. frank meza says:

    Otra vez Zaid poniendo el dedo en la llaga. Aumentan los costos como medida para pintarle los labios al cadaver, es decir, que en los informes y en la propaganda destaque el esfuerzo del gobierno mexicano por apoyar a la educación. Sin embargo, el sentido burocratico que ésta ha tomado a ultimas fechas es alarmante y creo insostenible, el estado no podra mantener esa infracestructura, muchas veces fantasma, por mucho tiempo.
    Va el abrazo de siempre desde tierras vallartenses.

    Like

  2. Irad Nieto says:

    Óraleee, Frank. No sabía que estabas por allá. Estoy de acuerdo con tu comentario. El elefantismo burocrático no beneficia a nadie. Aparenta grandeza en perjuicio de la calidad educativa. Números y más números en cuanto a inversión, pero pocos resultados en cuanto a competencia profesional.

    Saludos!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s